jueves, 5 de julio de 2012

CLUB VERDE



El verde es el color que se percibe ante la fotorrecepción de una luz cuya longitud de onda dominante mide entre 529 y 497 nm. Se asemeja a la coloración de las hojas de hierba o de la esmeralda(Wikipedia)


Nuestro vals de Julio se titula  Club Verde, qué cosas. El compositor mexicano Rodolfo Campodónico (1866-1926)  dedicó este vals (inicios del siglo XX) a una causa política que adoptó el color verde como símbolo de su protesta.
De entre las versiones que he podido encontrar, esta, en la que es interpretado  por la Orquesta Filarmónica de la Universidad  Autónoma  de México, es la que más me ha gustado. En el vídeo,  imágenes del autor y de Hermosillo (Sonora), su ciudad natal.





Podemos escuchar también una preciosa  versión vocal  (más de un poeta quiso ponerle letra)



Y para más información sobre el Club Verde, nada mejor que estas interesantísimas explicaciones..


10 comentarios:

  1. Querida Lola MU:
    Me pongo de pie, expresión de estos lares, que en ocasiones resulta chocante por gastada y mal aplicada, pero que ahora viene como anillo al dedo al conocer el contenido de esta entrada dedicada a Rdodolfo Campodónico y al Club Verde, el vals y el movimiento contra la imposición.
    Este vals lo conocía porque por fortuna la OFUNAM o la Sinfónica Nacional lo incluyen en sus repertorios mexicanos, pero ahora, aquí en AB MÚSICA Y MÁS lo he disfrutado como nunca. Ahorita mismo tuiteo la entrada para que los chicos del movimiento #YoSoy132 lo tengan presente.
    Un fresco abrazo desde este país en donde la democracia está todavía verde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María Eugenia: te confieso que me tropecé con el Club Verde de manera accidental buscando audios y vídeos de valses mexicanos. Me llamó mucho la atención, no solo por su belleza y su calidad musical...y no quería dejar de compartirlo. A los jóvenes hemos de recordarles la importancia y la necesidad de conocer la Historia, ¡tantas veces nos sorprende!.
      ¡Muchas gracias y muchos besos!

      Eliminar
  2. ¡Qué bien traído y llevado! ¡Qué oportuno, acá y allende los mares, como señala nuestra amiga Mª Eugenia! Yo tampoco conocía el vals, y me parece una preciosidad. ¡Desde luego que aprendemos y disfrutamos!
    Un beso, compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Carlota: somos incorregibles, jajaja. Lo que le decía a María Eugenia sobre los jóvenes y la Historia hemos de aplicarlo también a los adultos, especialmente a estos tan pagados de sí mismos y tan olvidadizos - ¿o ignorantes? - que tenemos tan cerca. En fin; sigamos disfrutando. ¡Muchos besos!

      Eliminar
  3. LolaMU.
    Ya sabes de mis raras asociaciones, pero por momentos me recordaba a canciones de musicales americanos inspirados a finales del XIX, con el joven con canotier y remando en una barca bajita, mientras que la dama posaba con un parasol.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muy parisino también, Enrique; perfectamente podría escucharse en "Le moulin de la galette" ¿verdad?
      Muchos besos.

      Eliminar
  4. Lola Mu, esplendido hallazgo, este Vals lo escuché muchas veces sin saber de su autor y mira hoy por fin lo conozco. Gracias Gracias.
    El vals es de una elegancia disfrutable y de un origen éticamente loable.
    Me has abierto panoramas.

    Abrazos liberadores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio: la agradecida soy yo, que veo cumplido un objetivo que siempre persigo y que has descrito tan acertadamente, con esa expresión tan bonita: "abrir panoramas". Gracias de nuevo por tu presencia y por tu poesía.
      Abrazos también para ti.

      Eliminar