domingo, 6 de marzo de 2011

¿COSAS DE MUJERES?




PRIMERA PARTE: PARA LA FORMACIÓN DE MIS JÓVENES LECTORES

Sobre la emancipación de la mujer y su integración en la vida social y política - que a muchos de vosotros os parece hoy algo normal - os dejo en primer lugar un fragmento de La noche temática en el que se habla de sufragismo, de la obtención del derecho al voto y de las primeras mujeres que alcanzaron cargos políticos en Gran Bretaña.
En segundo lugar, otro vídeo sobre el sufragio femenino en España. Cuando algunas de nuestras madres nacieron, las mujeres no podían votar; espero que seáis conscientes de lo que eso significa.






Y para los más "peques" esta canción que quizás hoy entiendan un poco mejor:


SEGUNDA PARTE: ¡MÚSICA, MAESTRA!
Y ahora va nuestra aportación a las celebraciones del día: el Concierto para piano y orquesta Op.7 en La menor de Clara Wiek (1819 - 1896), una de las mujeres compositoras (e intérpretes) más grandes de la Historia de la música. Algunos tuvisteis ocasión de conocerla cuando nos despedíamos de la pasada primavera ¿lo recordáis? . Podría haber elegido una obra más ligera, o más berve, o quizás un fragmento, pero me parece que lo procedente hoy es impresionar a los que todavía creen que en el mundo de la música las mujeres no han tenido protagonismo.
Lo compuso la autora en 1833 ¡a los catorce años! Sobre ella se puede leer en la Wikipedia:
Las razones por las que no se dedicó en mayor grado a la composición, a pesar de su talento evidente, fueron varias, entre ellas su carrera de concertista, sus ocho hijos, la devoción por su esposo y el papel de la mujer en el siglo XIX.

Ella escribió en su diario:

Alguna vez creí que tenía talento creativo, pero he renunciado a esta idea; una mujer no debe desear componer. Ninguna ha sido capaz de hacerlo, así que ¿por qué podría esperarlo yo?


Creo que sobra cualquier comentario así que os lo dejo. Disfrutemos de la buena música, como siempre.




Y esos blogs que tenéis en la columna de la derecha: Asociación de Mujeres en la Música y Mujeres instrumentistas.

16 comentarios:

  1. LolaMU:
    Me quedo con esa reflexión final de que la mujer no está para componer, igual que no lo estuvo para pintar o esculpir, a no ser que lo hicieran bajo el nombre de un varón. Lo que nos habremos perdido por este prejuicio que lo inundaba todo y que aún no está desterrado del todo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Todo muy interesante para los pequeños y para los mayores: no hay que olvidar de dónde venimos y la labor que hicieron otros para estar donde estamos. Clara Wieck es un personaje fascinante. Supongo que nos habremos perdido muchos talentos solo por el hecho de haber sido mujer, o por no haber nacido en el lugar o el momento adecuados. ¡Aprovechemos al máximo las oportunidades! Muchas felicidades, compañera.

    ResponderEliminar
  3. En Hispania, hasta no hace tantos años, las mujeres no podían ni opinar. Afortunadamente, esa aberración ha sido superada. Lo malo es, después de las femeninas conquistas, promover la guerra entre sexos.
    Respecto a Clara Wiek me pregunto, amiga Lola, cuánto de la creación de su marido, Robert Schumann, no le correspondería a ella.
    Un bico liberador.

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón José Manuel Brea. Ademas, hoy es mi cumpleaños y estoy muy orgulloso de haber nacido este día; un día muy especial.

    ResponderEliminar
  5. Pues si que impresiona la reflexión, Enrique; da mucha rabia y mucha pena y lo peor es saber que todavía hoy en demasiados lugares hay mujeres y hombres que piensan lo mismo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Tu lo has dicho, mi queridísima Carlota; hay que aprovechar las oportunidades al máximo y hay que convencer a todos de la necesidad de trabajar en común por un mundo mejor, aunque sea desde nuestras pequeñas parcelas. Muchos besos, mi currante compañera.

    ResponderEliminar
  7. Con toda seguridad, José Manuel, una mujer de su inteligencia, su sensibilidad y su envergadura (intelectual) tuvo que influir en la obra de su marido, obra que, también con toda seguridad, le parecería muy superior a la suya, claro. En cualquier caso es de admirar su entrega a la causa de Schumann y la gran labor divulgadora que hizo de su obra.
    Bicos libres, je, je.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡Muchísimas felicidades Daniel!!! Siento no haberme acordado esta mañana (alguien lo dijo antes de empezar el exámen ¿verdad?)espero que me perdones. ¡Te vas a enterar mañana, je, je!

    ResponderEliminar
  9. Hola, profe. Hace días que no paso por aquí (no me lo tomes a mal, he estado ocupada en otra guerra) y ya echaba de menos estas magníficas lecciones tuyas. Me encanta el personaje que has elegido para celebrar este día: Clara Wieck, esa mujer extraordinaria que vivió a la sombra de Schumann. Gracias por recordar. Felicidades y un abrazo, compañera (digo... profe).

    ResponderEliminar
  10. ¡Biblos! ¡Bieeeen! Yo si que te echaba de menos, ya sabes como me gustan tus comentarios y esas poéticas notas que llenan de lirismo esta "rebotica". Un abrazo muy grande para ti también.

    ResponderEliminar
  11. Estás perdonada Lola. Por cierto, quería dar mi opinión sobre el día o siglo(como lo queráis llamar). Este día debería ser todos los días.Me explico con un ejemplo: la Navidad es un día en el que hay que estar con la familia. La Navidad, el día del Niño, el día de la mujer trabajadora, el día del padre, etc... debería ser todos los días. No tenemos que ser ni machistas ni feministas. Todos juntos podremos hacer un mundo mejor(y acabar con la crisis).

    ResponderEliminar
  12. Tienes muchas razón, Daniel y la tuya es una sabia opinión; estoy de acuerdo contigo en que el esfuerzo ha de ser de todos (la unión hace la fuerza)y en que, para acabar con las injusticias, hay que hacer un frente común. Aprovecho la ocasión para agradecerte tus aportaciones y tus comentarios. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  13. Querida Lola MU:
    Esta entrada es como un agridulce viaje en el tiempo, con sus dosis de heroísmo, humor, virtuosismo, logros y el sentimiento de que falta mucho por hacer para la conquista de un mundo más justo y equitativo.
    Va un abrazo cariñoso y solidario y mi agradecimiento por la espléndida selección musical.

    ResponderEliminar
  14. María Eugenia: para sobrevivir tendremos que aplicar el dicho que reza "al mal tiempo, buena cara" porque ese otro de "no hay mal que cien años dure" está claro que no sirve. Ya es un paso que nuestros jóvenes crean que la lucha ha de ser de todos, desde luego, pero para poder formar ese frente común tendrán que desaparecer primero los tiranos, los déspotas, los opresores... y en este caso (el que nos ocupa hoy, 8 de marzo) no son precisamente pocos.
    Gracias a ti, compañera. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena por este post tan maravilloso. Me ha encantado por lo instructivo que es. Y el ejemplo de mujer que fue Clara Wieck que como otras mujeres músicos, siempre estuvieron a la sombra de sus maridos y familiares músicos. Afortunadamente, en muchos sentidos eso se terminó. Un saludo musical.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias Gil-Luna;tienes razón cuando dices que en muchos sentidos eso se terminó, lo malo es que no en todos y no para todas; habrá que seguir luchando, compañera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar