jueves, 22 de abril de 2010

DÍA DEL LIBRO

Aunque este año no estaré en el instituto para celebrar con vosotros el Día del Libro,  quiero aportar mi granito de arena desde aquí.  Para  ello  os traigo uno precioso titulado Mozart de camino a Praga escrito por el  alemán Eduard Mörike en el s. XIX.
En él se nos cuenta cómo una sencilla naranja, sustraída de un  árbol  durante un viaje muy especial, inspirará al compositor la música de una de las escenas de la ópera Don Giovanni (Don Juan). La lectura de esta deliciosa novelita, mitad ficción, mitad realidad, nos conduce irremisiblemente a la obra de Mozart pero además nos lleva a reflexionar una vez más, sobre la enorme trascendencia  que han tenido algunas obras literarias.

El libreto de Don Giovanni ,  escrito por  Lorenzo da Ponte , trata sobre  Don Juan, el mítico personaje nacido de la pluma de Tirso de Molina en el s. XVII que ha sido recreado tantas veces en muchas  obras literarias posteriores (Molière, Zorrilla, Espronceda, Lord Byron o Gregorio Marañón por ejemplo, escribieron sobre él).
Volviendo a la ópera de  Mozart, os traigo precisamente el fragmento al que se refiere la novela de Mörike. En escena, los preparativos de la boda entre dos personajes del pueblo, Masetto y Zerlina; la música, alegre y festiva, atraerá la atención del protagonista, que se "interesará" por la novia e intentará seducirla.
Cantan los campesinos: Jovencitas Que váis al amor / no dejéis que se os pase la edad / os Seno Si en El Arde el Corazón / ¡El Remedio vedlo here.! La, la, la ... / ¡Qué placer, Qué placer Sera!





Como no puedo resistirme , incluyo también el famoso dueto de la seducción: Là ci darem la mano (Allí nos daremos la mano, allí me dirás que sí)  en el que  Don Juan intenta convencer a Zerlina con bellas palabras y promesas falsas mientras ésta se debate entre seguirlo o volver con Masetto ..... ¿Acabara cediendo o caerá en sus redes?
Si de verdad os gusta Mozart podéis escuchar y ver  la escena completa (en versión de concierto) en las voces más actuales de Bryn Terfel y Cecilia Bartoli en este enlace .  ¡La Interpretación es extraordinaria!

Los vídeos pertenecen a la película de Joseph Losey (1979) que  tanto nos gusta a los melómanos y amantes del arte en general, y que se rodó en la maravillosa Villa Capra, obra del arquitecto renacentista Andrea Palladio (a quien, espero que  hayáis podido conocer   este invierno en CaixaForum , y que, por cierto, escribió los famosos Cuatro Libros de Arquitectura ).

Pese a la mala calidad de la imagen, es todo un lujo para la vista.
Los intérpretes, también de lujo: el italiano Ruggiero Raimondi y la española Teresa Berganza.



Unos libros llevan una otros. ¡Feliz Día del Libro!

14 comentarios:

  1. Mozart..., ese milagro... No tengo palabras. Feliz día de San Cervantes y muchas gracias por la recomendación. Me la apunto.

    ResponderEliminar
  2. No me extraña, Biblos (lo de las palabras, digo).
    Feliz día, si!

    ResponderEliminar
  3. Haces bien en no resistirte. ¡Qué delicia! Tomo nota de la sugerencia. Feliz también para ti.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Carlota; estoy deseando ver fotos y conocer el resultado del certámen.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Profe no te preocupes, aun que no estés nosotros te recordamos a cada paso que damos...=)

    Bss ^^

    ResponderEliminar
  6. Eres un sol Cristina; ¡no te imaginas cómo te agradezco esas palabras! Disfruta mucho este día tan especial.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  7. LolaMU:
    Que malo don Giovanni; cantando esas cosas, hasta yo caería rendido a sus encantos. Cuanta falsa inocencia y como te lleva la música. Cuanto me gusta Mozart, que me costó, pero es que si me pongo a elegir, me gustan todos.

    ResponderEliminar
  8. Enrique: por suerte no tenemos que elgir, solo disfrutar y , además, ¡hay mucha variedad! Yo creo que Don Juan es un personaje fascinante en sí mismo, pero la música de Mozart lo adorna y modela haciéndolo aparecer más sibilino, más orgulloso, más pérfido...en fin, más fascinante si cabe. Pero eso se aprecia mejor viendo y escuchando la ópera en otras condiciones, claro.

    ResponderEliminar
  9. Bravo, me encanta aunque prefiero Cosí fan tutte.

    Os recomiendo, en noviembre, ir a ver "Don Juan" al Palacio Arzobispal en Alcala de Henares.

    ResponderEliminar
  10. También preciosa Bego; no resulta fácil elegir; Don Giovanni es mucho más dramática.
    Lo de Alcalá está genial. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué buena sugerencia!
    Música y libros ¿alguien da más? ...
    Me han dado ganas de buscar corriendo la película de Joseph Losey.
    Me parece que el próximo proyecto de Carlos Saura es también una versión de Don Giovanni... ¡A ver què tal sale!

    ResponderEliminar
  12. Para mí Mozart es, sobre todo, operista. Si sus conciertos para piano, sus sinfonías o su música de cámara son de soberbia factura, sus grandes óperas son sublimes, tan espontáneas y naturales que parecen haber brotado sin esfuerzo de la pluma del genio de Salzsburgo. Interesante artículo y bello blog, Lola. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Mina:
    todos sabemos que literatura y música han ido siempre de la mano y creo que es tarea nuestra mostrárselo a los alumnos - al menos ese siempre ha sido mi propósito - , por eso aprovecho cualquier ocasión para ello; ésta del 23 de abril es perfecta ¿verdad?

    ResponderEliminar
  14. Bienvenido Jose Manuel; te agradezco mucho la visita y, por supuesto, tu comentario, tan acertado como erudito. Celebro que te guste Ab música y espero que vuelvas por aquí.
    Un saludo y hasta pronto.

    ResponderEliminar