domingo, 31 de enero de 2010

GUÁRDAME LAS VACAS



"No será buen cortesano el que no sea músico, y tenga algún arte y sea entendido en tocar instrumentos"

Guárdame las vacas es el título de una canción muy popular en la España de los siglos XV y XVI cuya melodía fue utilizada por numerosos compositores como tema de sus obras y cuya letra rezaba así: Guárdame las vacas, carillejo/ y besart'he/ sino, bésame tú a mi/ que yo te las guardaré.

Durante el Renacimiento, la música comenzó a ser valorada como no lo había sido anteriormente y a considerarse un arte imprescindible para todo aquel que quisiera ser un buen caballero. Los ambientes humanísticos y cultos de la época, favorecieron el desarrollo de la música instrumental, tanto para danzar como para tañer o tocar y los instrumentos más utilizados serían los de cuerda pulsada y los de tecla.
En España el instrumento favorito de las cortes y palacios será la vihuela (en la imagen) frente al laúd imperante en Europa; esta antecesora de la guitarra, cobrará un gran auge bajo el reinado de Carlos V - gran aficionado a la música- dando lugar al surgimiento de la famosa "Escuela de vihuelistas" (que posiblemente muchos de vosotros estaréis estudiando estos días).
La obra que nos ocupa, pertenece a uno de ellos, el granadino Luis de Narváez, posiblemente el primero en practicar el arte de la variación y autor de Los seys libros del Delphin de música en cifras para tañer vihuela publicado en Valladolid en 1538. (Ved, guitarristas cañadienses, cómo ya en el s. XVI se utilizaba el cifrado para escribir música). Se trata de las famosas "diferencias" sobre Guárdame las vacas. Recordemos que "diferencias" es el nombre que se daba por aquel entonces a las "variaciones" (diversas maneras de tratar un tema o melodía)
Os traigo dos versiones: la primera para laúd (no la he encontrado para vihuela) interpretada por el laudista Trond Bengtson (a quien podemos ver tocando la vihuela en la fotografía del enlace) y la segunda para conjunto instrumental, interpretada por el grupo Capella de ministrers . Las pinturas, como podréis suponer, son también renacentistas.
Ahora, viajemos en el tiempo con las preciosas y elegantísimas "Diferencias sobre Guárdame las vacas" de Luis de Narváez



Para los interesados:  la PARTITURA.


Reproduzco - y agradezco - aquí el comentario que nos deja desde Venezuela, El Virolo; me parece una valiosísima contribución que nos interesa a todos:

"Esta canción de Luys de Nárvaez dió origen a una ritmo folklórico de mi país llamado Polo Margariteño , típico de la isla de Margarita,tierra de pescadores. Fue un trabajo de investigación realizado por el grupo El Cuarteto y les dejo el link para que oigan esta diferencia o variación de Guardame a las Vacas hacia el polo Margariteño, me parece que les va a gustar"

Os he insertado el audio que nos ha facilitado: ¡disfrutadlo, es una preciosidad!



Para saber más recomendamos este interesantísimo trabajo:

“El bajo Guárdame las vacas y las músicas tradicionales en el sureste español” de Miguel Ángel Berlanga Fernández. Universidad de Granada.  En: Revista de Musicología, vol XXVIII

21 comentarios:

  1. Preciosas las dos versiones, pero la vihuela tiene un encanto especial. Es estupendo ponerle música a la época de Garcilaso. Muy interesante esta entrada sobre música renacentista.

    ResponderEliminar
  2. Es maravilloso el Renacimiento ¿verdad,Carlota? Pues fíjate, Alonso Mudarra, otro grandísimo vihuelista,compuso también música vocal y, al igual que Juan Vázquez (polifonista), utilizó para alguna de sus canciones, versos de grandes poetas como Garcilaso o Petrarca.
    ¡Además de ser buenos músicos, sabían elegir!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. LolaMu:
    Que importante tuvo que llegar a ser la música en el renacimiento que según he leído por ahí, un genioo como Leonardo da Vinci, con lo que realmente se ganaba la vida era tocando la flauta de palacio en palacio. Está claro que lo de pintar también le daba su dineriti, pero es curioso que además de otras muchas cosas, también fuera famos, sobre todo en su tiempo, por la música.
    Que curioso resulta siempre ver tocar instrumentos que ya no son tan frecuentes.

    ResponderEliminar
  4. Hola Enrique: quizás sea porque en aquellos tiempos había pocos entretenimientos aparte de la música, el teatro y los libros, por eso creo que era tan importante ¿no? Además la música siempre había que "hacerla", no como ahora, que la consumimos enlatada, je , je.
    Son también muy artísticos esos instrumentos antiguos ¿verdad?

    ResponderEliminar
  5. ¡Se me olvidaba!, sobre Leonardo, es cierto, ¡era un "monstruo"! :)

    ResponderEliminar
  6. Pues no sabía nada de esos músicos con tan buen gusto. ¡Qué bien tenerte a mano!

    ResponderEliminar
  7. Lola Mu,no me extraña nada que en la España
    de los siglos XV y XVI fuera una canción
    popular,es preciosa y si tuviera que elegir
    entre las dos no dudaría ,la primera de las dos.

    Aunque seguro que sonaria mejor con la vihuela.
    ¿No crees Lola Mu?

    ResponderEliminar
  8. Pues la verdad, Laura, es que a mí me encanta el laúd y no creo que, a nuestros oídos, la diferencia sea muy grande, pero hubiera estado genial haber escuchado también la vihuela.
    Por cierto: tus comentarios son cada vez más acertados.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, Lola no puedo mas que darte las gracias por sacarme de mi gran "incultura musical". Es un placer escuchar y leerte.

    Y gracias a todos por vuestros comentarios, no os imaginais lo interesante que me parecen y lo que aprendo, además de servirme de relax y cambio de "chip".

    Laura estoy de acuerdo contigo me gusta mas la primera.

    Mil gracias

    ResponderEliminar
  10. Pues mil "de nadas" querida Bego; yo sí que no sé cómo agradeceros vuestro interés y atención. Tú sigue siendo tan "aplicada" y conectando conmigo para "desconectar", je, je. Y, por cierto, cuando se quiere aprender, no hay incultura que valga; peor es lo mío, que no me "acerco" a otros temas... ni por curiosidad. ¡Cada loco con lo suyo!

    Se me olvidaba: ¿qué tal Malikian?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. La grandeza del Renacimiento radica sobre todo en Los Humanistas,en Los Artistas,pero también en los nuevos valores que renacen o aparecen con ellos(no olvidemos que Felipe II censuró la literatura del momento,y prohibió salir a estudiar a Universidades extranjeras).
    No sólo el Hombre se convierte en el centro del Universo,sino que esta vida es para disfrutarla(decían los Humanistas),no todo es pecado....Consus ideas y su arte progresista se "volvió a nacer"...eran Sabios,sabían de todo....Se puso de moda La buena educación(incluyendo las formas:comer,saber estar...),
    Era muy moderno saber tocar algún instrumento
    y entender de música..hablar idiomas clásicos..lo mejor es que también incluía a las mujeres...Beso

    ResponderEliminar
  12. Pues precisamente eso es lo que llevo tre meses trabajando con los chicos, M.J Rizos; a ver si consigo que se les "pegue" algo de ese espíritu humanista que tanto nos gusta.
    Muchas gracias y biquiños mil.

    ResponderEliminar
  13. Hola , les escribo de Venezuela para comentarles que esta canción de Luys de Nárvaez dió origen a una ritmo folklórico de mi país llamado Polo Margariteño , típico de la isla de Margarita,tierra de pescadores. Fue un trabajo de investigación realizado por el grupo El Cuarteto y les dejo el link para que oigan esta diferencia o variación de Guardame a las Vacas hacia el polo Margariteño, me parece que les va a gustar.Saludos.http://www.goear.com/listen/a2eee5d/guardame-las-vacas-el-cuarteto

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias Virolo; no solo nos gusta sino que ¡nos encanta! Es una suerte contar con internet para comunicaciones y colaboraciones como ésta. No dejamos de aprender. En cuanto pueda, ampliaré el contenido de la entrada con la referencia a tu información.
    Muchísimas gracias de nuevo y bienvenido.

    ResponderEliminar
  15. Hola, buenas tardes, amigos y amigas:


    Realmente es hermosa la música instrumental del Renacimiento Español. España le ha dado al universo lo mejor de su música con la vihuela, el laud y la guitarra renacentista. Si, en esta obra musical de Luis de Narvaes está el origen de Polo Margariteño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita y por el comentario, Julio. Se bien venido a este rincón, al que espero vuelvas de vez en cuando.
      ¡Encantada de saludarte!

      Eliminar
  16. Me enamore de la segunda canción y eso que lo que me va es el ªªªRAPªªª

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: dicen que lo cortés no quita lo valiente. No me extraña tu enamoramiento: es una obra preciosa. Todos los estilos tienen su belleza.
      Saludos ¡y gracias por el comentario!

      Eliminar
  17. Muchas gracias por compartir esta música con nosotros. Un post muy interesante y genial el Polo Margariteño :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias te las doy yo, Anónimo, por la visita y por la amabilidad de tus palabras. ¡Un saludo! :)

      Eliminar