sábado, 18 de abril de 2015

TELEMANN Y EL MAESTRO DE ESCUELA

De Georg Philipp Telemann solemos decir que fue el más prolífico y el más famoso de los compositores del Barroco, por encima de sus contemporáneos Haendel y Bach. Sin embargo, aunque la historia no lo trató bien y relegó sus obras y su memoria a la segunda fila, a nosotros nos encanta su música, y nos encanta porque ésta es, ciertamente, encantadora. No es de extrañar que gustase tanto en su momento.
Entre sus más de mil obras podemos encontrar de todo; se atrevió con todos los géneros y formas y utilizó todos los recursos y técnicas a su alcance; un profesional, vaya.
Un ejemplo de su gran versatilidad es esta pequeña cantata cómica que hoy queremos dedicar a todos los profesores en general y a los de Música en particular.

La cantata se titula El maestro de escuela (Der Schulmeister) y la traemos en "versión original" (alemán) y en castellano.







A continuación, la adaptación  realizada en 2007 para el programa El conciertazo de nuestro querido Fernando Argenta.  El barítono es Ángel Rodríguez Torres y el coro de niños, el de la escuela de música de Tres Cantos.


2 comentarios:

  1. Querida Lola, hace mucho que no nos comunicamos por aquí... desde que "emigré" a WordPress; aunque te sigo e incluso tengo enlazado tu blog junto con el de José Manuel Brea (casi sólo tengo los vuestros de Blogger). Prometo que me verás algo más en tu blog. Publicaciones, como esta sobre Telemann, no se las puede uno perder.
    Pero esta noche quiero invitarte al mío porque he pensado que la última entrada puede interesarte, habla sobre los orígenes de la musicoterapia (en una mezcla de esas que hago). También alguna entrada anterior, como la que le dediqué a Rachmaninov y su médico-músico podrían gustarte.
    Un afectuoso abrazo, y te dejo el enlace. Feliz domingo.

    https://letamendi.wordpress.com/2015/04/24/david-curando-a-saul-con-musica/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Querido Francisco! ¡Qué alegría recibir tu visita!
      Aunque hayamos abandonado el ejercicio de la comunicación escrita en los blogs habrás visto que te sigo a través de Facebook. Si no intervengo más es porque la vida no me da de sí lo bastante; entre el curso, "los cursos", el instrumento y la familia, tengo el blog casi olvidado. Echo de menos aquellos tiempos menos agobiantes del "blogueo" y nuestro pequeño grupo de "ciberamigos". En fin.
      Te agradezco la llamada de atención y te prometo una visita en condiciones. ¡Ah! ¡y enlazarte aquí junto a los antiguos!
      Te mando un fuerte abrazo

      Eliminar