jueves, 4 de abril de 2013

HAENDEL Y LA CHAMPIONS LEAGUE



Georg Friedrich Händel. 
Retrato de Thomas Hudson, 1749

Aquí lo tenemos de nuevo: ufano, digno, casi arrogante. No es de extrañar; ya sabemos que fue un hombre de éxito, que supo adaptarse a las circunstancias y satisfacer en cada momento los gustos del público constituyéndose en la gloria de la música británica (pese a ser germano).
Hablamos de G.F Haendel, sí,  aquel que fue :
  • maestro en la composición de  música coral,  con sus míticos y espectaculares coros.
  • maestro en ese  principio del Contraste    al que tanto nos hemos referido en clase.
  • maestro en  dotar a sus obras de ese  carácter extrovertido, cortesano y espectacular.
Y os preguntaréis el motivo del título de la entrada; qué relación hay entre tan egregio   compositor barroco y el fútbol. Ya; ya sé que sabéis que el fútbol es originario de Inglaterra, pero lamento deciros que su aparición está fechada mucho más tarde,  así  que no me vale que os imaginéis a  nuestro compositor"echándose un  partidillo" con los amigos, o acudiendo al campo una ver a su equipo favorito. No.

¿Y entonces ?


Si tenéis paciencia, seguís leyendo y estáis atentos, habréis resuelto vosotros mismos el acertijo.

Continuemos ...


La obra en cuestión es Zadok, the priest (Sadoc, el sacerdote),  uno de los cuatro himnos compuestos por   Händel  en 1727 para la ceremonia de  coronación del rey Jorge II de Inglaterra  ( Himnos* de la coronación)  y que   se ha interpretado en todas  las coronaciones británicas desde entonces. Ya sabéis del proverbial  culto de los Ingleses a la tradición . Os diré además que Zadok (o Sadoc) fue el sacerdote que coronó al bíblico rey Salomón.  

Al escucharla observaréis que tras una introducción orquestal, entra el coro, impresionante, interpretando este texto:

El sacerdote Sadoc y el profeta Natán ungieron al rey Salomón.
Y todo el pueblo se regocijó, y dijeron:
Dios salve al rey, viva el rey, viva el rey para siempre!
Amen Aleluya!

¿Qué? ¿Lo habeis reconocido?

Seguro que habéis acertado. Resulta que el himno de la Liga de Campeones es una adaptación de esta breve obra "Haendeliana" que  realizó el compositor inglés   Tony Britten . Y es que los clásicos están en todas partes y jamás pasan de moda. Ademas, no es la primera vez que Händel se cuela en nuestra vida cotidiana; ¿recordáis la publicidad de   Moto GP de hace uno pocos años?


Y ahora .... nos quitamos las galas y las pelucas, nos ponemos cómodos ...


GF Händel ( Procedencia de la Imagen )


 y .... a ver el partido.

        

* El  Himno  es una forma vocal polifónica y religiosa propia de la liturgia de la Iglesia Reformada de Inglaterra. Podriamos considerarlo como un motete. Se cantaba en inglés (o en latín) y durante el Renacimiento, época de estilo contrapuntístico. Ya en el Barroco, como habéis visto, Haendel tiende a la verticalidad en las voces, (al estilo del alemán del coral).

Entradas relacionadas:



8 comentarios:

  1. LolaMU:
    Una curiosidad, ¿por qué será que cuando la publicidad, el cine o lo que se quiera, beben en lo clásico, casi siempre alcanza el éxito y el reconocimiento? Yo creo que es como todo el arte, que cuando se vuelve a los fundamentos el resultado es bueno. Y de vez en cuando hay que refrescarse con lo eterno.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo contigo, Enrique. Parece, además, que otros muchos piensan igual: nos encontramos con ejemplos con relativa frecuencia; ayer, sin ir más lejos, volví a ver un anuncio en el que se escuchaba "Lascia ch'io pianga"(creo que de un coche). Garantía de calidad, será.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Música y publicidad, música y deporte... No falta un detalle aquí. Este blog crea adicción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma: creo que lo mejor de "Ab música" son los "asomadores" (con permiso de Maruja Torres, de quien tomo prestado el término, jeje) que con vuestros comentarios, o sin ellos, lo hacéis posible, y que llenáis, además, este "jardincillo trasero" de flores y de verdor.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Yo, después de esto, no voy a poder evitar imaginarme un partido con todos corriendo con pelucones...Como bien dices, el coro, de poner los pelos de punta. Como siempre, una delicia pasar por aquí, compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je...qué bueno, Carlota. Estoy segura de que algún deporte parecido habría ¿no? Besitos.

      Eliminar
  4. La acción muscular y la acción musical tienen una íntima y exaltada relación. No se puede evitar, al menos yo no puedo, disociar esta realidad. Tiene su lado mítico. Glorioso. Nos gustan los mitos. En la parte pedagógica puede abrir el apetito por la música en sí.

    Un retumbante abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Sergio. La verdad es que procuramos aprovechar todos los recursos a nuestro alcance. Se empieza por un breve himno y, con suerte, se acaba escuchando un ópera.
      Un abrazo sonoro también para ti.

      Eliminar