martes, 16 de marzo de 2010

HILANDERAS



Me parecía adecuada esta interesante pintura de Velázquez para introducir la obra de hoy; en ella, el pintor nos muestra una visión particular del mito de Aracne - condenada por Minerva a tejer eternamente convertida en araña - a través de una compleja escena en la que aparecen las famosas hilanderas trabajando.

Si la historia de la pintura tiene sus hilanderas, la de la Música también tiene la suya, pero ésta  nada tiene que ver con el mito de Aracne, sino con el de Fausto (a la izquierda en el enigmático grabado de Rembrandt , otro grande de la pintura barroca).

Fausto fue un fascinante personaje del Renacimiento alemán que se transformó en mito por obra y gracia de la literatura; escritores del como Marlow, Goethe y Thomas Mann lo hicieron universal y compositores como  Franz Liszt (Sinfonía Fausto) , Héctor Berlioz ( La condenación de Fausto) o Charles Gounod (ópera Fausto) lo convirtieron en protagonista de grandes obras.

Sin embargo, la que nos ocupa no es tan extensa como las arriba mencionadas; se trata de un lied (canción en alemán)  compuesto por el  grandísimo Franz Schubert .


El lied era una de las formas favoritas de los compositores románticos, especialmente en Alemania, por su brevedad, su carácter intimo y sus posibilidades expresivas (recordad que este tipo de pequeñas formas van a proliferar en el romanticismo). Schubert compuso muchísimos lieder (plural); uno de los mas conocidos es el titulado Margarita en la rueca.


Basado en el texto de Goethe , nos presenta  a nuestra hilandera musical, Margarita devanando el hilo en la rueca mientras piensa en su amado Fausto .
Está escrito, como casi todos los lieder, para   voz y  piano, y en él podéis apreciar, si os esforzáis en escuchar con atención, el monótono efecto de la rueca girando (semicorcheas de linea ondulante en la mano derecha del piano) y el  rítmico pedal (corcheas en staccato en la mano izquierda) que contribuyen a acentuar el clima desasosegante y la angustia de Margarita (voz).

Todo esto Puede del verse y oírse en el primer  vídeo, que va mostrando la partitura simultáneamente  con sus tres pentagramas, el de arriba para la voz y los dos inferiores correspondientes al piano.

En el Segundo vídeo podéis seguir el texto traducido y comprobar cómo la música lo recrea y corrobora. Se trata de la un montaje sobre imágenes de la película Fausto (1926) de FW Murnau , - exponente del expresionismo cinematográfico- .

 Con vosotros, Margarita en la rueca: una preciosidad.




9 comentarios:

  1. Curiosa, trágica, pero lo mas curioso de todo es que "cotilleando por la red", me he quedado asombrada de toda la obra, música, cine, teatro, literatura,... que hay relacionada con el mito de Fausto, hasta mi querido Sarasate tiene una composición, "Fantasia Fausto", y el episodio III de Star Wars!!, increible y yo pensando que era una simple película mas de "platillos".
    Gracias por provocarnos la curiosidad, y por ende por la música

    ResponderEliminar
  2. Impresionante. Me ha puesto los pelos de punta.
    Hay que ver cómo crece este blog, Lola. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Bego; es verdad lo de que hay infinidad de ejemplos (de hecho, no hemos terminado todavía con Fausto) pero lo de Star Wars es nuevo! No tenía ni idea! ¿ves? todos aprendemos de todos.
    Muchas gracias a ti, corazón.

    Carlota; ¡a que sobrecoge!
    Esto crece porque me encanta y porque tengo a quien imitar (ya sabes que soy tu mejor "copiota").
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Lola: Es la primera vez que "veo" la música y me he quedado hipnotizado. Incluso viendo la partitura del piano, rsultaba agobiante ver como era una contínua repetición. Y como final la película de Murnau, que es muy antigua y exagerada, pero no te sobra nada, la expresión de la actriz, aunque forzada como en todo el cine mudo, no resulta ni cómica, ni fuera de lugar y además esos decorados distorsionaods para reforzar las sensaciones del espectador. No con cual quedarme, los dos me han gustado mucho.

    ResponderEliminar
  5. Hola Enrique; es verdad que están muy bien los dos; a mi, musicalmente me gusta mas la primera porque me encanta la voz de Kiri Te Kanawa y me parece estupendo el poder seguir la partitura simultáneamente; pero el montaje con imágenes de Murnau me resultó impactante, aunque no se vea hilar a Gretchen; un acierto del autor.

    ResponderEliminar
  6. Interesantísimo. Tiene razón Carlota, esto marcha viento en popa. Y está claro que aquí hay más que música. Enhorabuena. Queremos más.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Biblos,¡pero qué buenas que sois!
    De momento aquí voy a seguir dando la matraca. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La disputa de Minerva y Aracne,interpretada por Velázquez como un interior del taller de tejedoras,es tu disculpa para introducirnos en la
    expresión que pintores y escritores hicieron de Fausto,y depositarnos en las canciones en alemán
    explicándo cómo Margarita devana el hilo en su rueca mientras piensa en su amado...¿Se puede exponer mejor una trama?..Es imposible hilar más fino...Eres Sutil..sabia..irónica..en tus presentaciones apreciada Lola MU.GRACIAS

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias a ti M.J.Rizos, por mirarme con tan buenos ojos y por valorarme así. A mi me hace feliz que te guste y que muestres tu extraordinaria sensibilidad en tus aportaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar