miércoles, 13 de enero de 2010

"AIR" ... BACH




Seguimos recorriendo el Barroco y vamos a detenernos un poco más en la obra de Bach. Si algunos de vosotros no conocíais la Cantata del café, estoy segura de que la obra de hoy la habréis escuchado muchas veces. Me refiero a una pequeña pieza de fama universal que forma parte de la Suite para orquesta nº 3 BWV 1068 y que se conoce como Air.

En clase solemos definir la Suite como una forma instrumental surgida en el Barroco y consistente en la sucesión de un número indeterminado de danzas o piezas danzables (de ahí que también se le llame "suite de danzas"). Estas piezas (o danzas) contrastaban en ritmo y carácter y se iban alternando de forma sucesiva. Estudiamos también las danzas básicas que la componían - Alemana, Courante, Zarabanda y Giga- y otras que se le fueron añadiendo.
Con el tiempo, la denominación se hizo extensiva a aquellas obras constituidas por varias piezas independientes destinadas a interpretarse todas seguidas.
Juan Sebastián Bach compuso cuatro maravillosas suites orquestales; la pieza que nos ocupa es solo una pequeña muestra de su grandeza y consta de dos secciones claramente diferenciadas que se repiten.
Esta música sublime ha sido utilizada con multitud de fines en diversos medios y ocasiones (me refiero a filmes y publicidades varias ) y de ella se han hecho numerosos arreglos y versiones a lo largo de la historia. Una de las mas conocidas, reconocidas y apreciadas fue la adaptación para trío de Jazz que realizó en 1959 el músico francés Jacques Loussier.

Arriba tenéis la obra tal y como la concibió J.S. Bach interpretada por la Orquesta Barroca de Amsterdam. Os enlazo además una segunda versión interpretada por otra "original" orquesta. Aplicad melómanos el oído y el espíritu porque es absolutamente conmovedora.

Para los amantes del Jazz traemos la adaptación jazzística de Loussier, y por último, la "exitosa" canción pop del grupo estadounidense Sweetbox de finales de los noventa.

Aunque el encabezado pueda parecer un chiste , no resulta nada fácil bromear con este enorme compositor, pero, todo sea por atraer espíritus curiosos.

Sin mas comentarios; que cada uno saque sus propias conclusiones.







6 comentarios:

  1. Jua, jua, muy sugerente el título. Pues sí, ésta es muchísimo más popular (y no por eso menos hermosa). Muy interesantes estas entradas sobre Bach: ya sabes que estamos al tanto de estas entretenidas clases de música :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Carlota mía;la verdad es que me dan ganas de seguir y seguir con Bach; en las cosas que me gustan no tengo medida, je,je. De todas formas, si me notas demasiado "espesa" házmelo saber por favor. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Decías en una ocasión que puede que te apoyaras demasiado en lo clásico, pero nunca es "demasiado lo clásico". A partir de ahí se puede llegar a casi cualquier cosa, como has dejado muy claro en los dos últimos vídeos. Vamos, que desde el clásico se puede llegar hasta el mismo Bisbal con su versión del "Ave María", o ¿no era una versión del Aaaaaaave Maríiiiiiiiia? Igual esto si que es exagerar en lo de "demasiado clásico. Sigue buscando y sigue encontrando cosas tan chulas, sobre todo que hemos oído, pero que normalmente no vemos tocar. Enrique

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo Enrique; hay montones de ejemplos de adaptación, reinterpretación y "reutilización" de los clásicos y es porque, en mi modesta opinión, éstos nunca pasan de moda; siempre son actuales. Seguiremos en ello. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Querida Lola Mu:mientras escribo escucho la versión Pop de Sweetbox,me gusta mucho,pero me parece sublime la adaptación al jazz que hace el músico francés de J.S.Bach;y hablando de jazz, me encantó el concierto de Pedro Iturralde en la F.Carlos de Amberes hace unos días.Gracias una vez más por aprender tanto de tí.

    ResponderEliminar
  6. Qurida M.J.Rizos; en realidad son sorprendentes, tanto la capacidad de versionar de algunos músicos, como la de algunas obras musicales de serlo sin perder su belleza y su sentido. También yo prefiero el Jazz en este caso; sobre Iturralde...¡qué envidia!
    Muchas gracias y muchos besos.

    ResponderEliminar