lunes, 14 de diciembre de 2009

TROMPE L'OEIL, TROMPE L'OREILLE

El pintor catalán Pere Borrell del Caso nos ilustra hoy con su espectacular cuadro Escapando de la crítica, para introducirnos en el curioso mundo de las apariencias. Si os gustan los trampantojos vamos a ver como se puede engañar también al oído.

Para ello recordaremos antes, que cantar a capella es cantar sin acompañamiento instrumental, es decir, hacer música utilizando solamente la voz, bien de manera individual bien de manera colectiva. Así, una melodía puede ser cantada por una sola voz (un solo individuo o solista) o por un conjunto de voces ( varios individuos o agrupación vocal).
Las agrupaciones vocales pueden ser pequeñas o grandes según el número de voces que las constituyan, de forma que podemos encontrar gran variedad desde el simple dúo hasta el gran coro u orfeón.
Cuando todas las voces o individuos de un conjunto vocal cantan la misma melodía (es decir, los mismos sonidos), decimos que lo hacen "a una sola voz". A esto, en música, se le llama monodia.
Cuando en el conjunto vocal, unas voces cantan unos sonidos (una melodía) y otras voces cantan otros sonidos diferentes (otra melodía) de manera simultánea, decimos que lo hacen "a varias voces", a esto es a lo que llamamos polifonía.

Pues bien; a veces la monodia puede parecer polifonía y el canto a capella puede parecer acompañado de instrumentos. Los músicos, como los pintores, también pueden crear ilusiones y sensaciones irreales; si no lo creéis ved y escuchad al conjunto b vocal , a The chordettes (cantando al mismo Hombre de la arena del que Hoffman nos habla en su cuento), y a Bobby Mac Ferrin.......¡y sed felices!














6 comentarios:

  1. ¡Qué buena asociación! La voz es un instrumento maravilloso. Me encanta McFerrin, ¡y que sorpresa saber quién es ese Mister Sandman. A "b vocal " no los conocía, muy divertido. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Carlota,¿verdad que hay cosas bonitas y sorprendentes?. Un beso para ti.¡Espero verte pronto!

    ResponderEliminar
  3. Completamente de acuerdo Bego; anoche estuvimos viendo Jenufa en el Real y pudimos comprobarlo una vez mas. Increible la voz humana. Besos.

    ResponderEliminar
  4. No es por matar el encanto de Bobby MacFerrin, pero os voy a revelar el truco de este señor: se ha tragado una orquesta, muy buena por cierto. Pero con trampa o sin ella, es una delicia escucharle, pero, recordad, no es él.

    ResponderEliminar
  5. Vaaale; si no es él, lo parece; pero, como bien dices, Enrique, aunque tenga truco nos gusta. Si ya lo decía yo.... "trompe l'oreille".

    ResponderEliminar