lunes, 21 de diciembre de 2009

LLEGÓ EL INVIERNO


Ha llegado el invierno y lo ha hecho nevando. La estampa que hemos visto esta mañana del 21 de Diciembre era preciosa, pero no tanto como la que Brueghel "el viejo" nos muestra en sus cuadros.

Si el gran pintor flamenco del Renacimiento supo plasmar como nadie los paisajes de invierno , un gran compositor veneciano del Barroco supo hacerlo igual en música. Hablamos, como ya habréis supuesto, de Antonio Vivaldi y de sus famosas Cuatro Estaciones , cuatro conciertos que forman parte de una obra mayor titulada Il cimento dell'armonia et dell'inventione Op. 8.
Cada uno de ellos consta de tres movimientos (partes) e iba acompañado de un texto poético, un soneto, que el compositor pretendió "describir" o ilustrar , mediante el lenguaje musical .
Los versos correspondientes al tercer movimiento del invierno nos hablan de caminar sobre el hielo despacio y con temor, de caer al suelo, de avanzar con decisión, del viento siroco... y de todos los vientos; como los cazadores en la nieve y los patinadores sobre el hielo que vemos en nuestro cuadro de hoy....¡qué frio!

Escuchemos pues, el tercer movimiento (Allegro) del invierno, en la versión del conjunto barroco I Musici; nadie mejor que ellos para interpretar a Vivaldi.

Si queréis mas lujo todavía pinchad en el enlace para ver a Ann Sophie Mutter al violín, dirigida por el mítico Herbert von Karajan; toda una joya. Para los que se atrevan, incluyo también el primer movimiento Allegro non molto (viento horrible, correr y patalear por el frío, castañetear los dientes... ); el segundo, la pioggia, me lo reservo para cuando llueva.


9 comentarios:

  1. Que voy a decir de una de mis piezas favoritas, creo que te lo he dicho en alguna ocasión. Magnifica Ann Sophie y el Allegro non molto, para mi de lo mejor.

    Esta obra la escuche de bien pequeña, no se la edad, pero si se que era bien enana, quizá por eso me impactó y sigue siendo una de las que mas me aporta.

    Escucharla con los ojos cerrados y pensar como las estaciones pasan por uno y como renacemos de cada "invierno" es una experiencia increible.

    Sesión de musicoterapia para una "acelerada" como yo.

    Un regalo precioso para un día tan nevado.

    Gracias Lola

    ResponderEliminar
  2. Vaya que si llegó...muy oportuna la referencia a Vivaldi: lo imagino de música de fondo mientras tratábamos de llegar esta mañana al instituto, abriéndonos paso entre las frías nieves...Feliz Navidad, reina.

    ResponderEliminar
  3. Mas que oportuna, oportunista y facilona, diría yo, pero es que la ocasión la pintan calva, je, je. Siento no haberte visto. Feliz Navidad también para ti, super Carlota.

    ResponderEliminar
  4. A muchos nos llegó Vivaldi en la infancia y nos acompañó hasta hoy. Prometo traer mas música suya. Y gracias a ti, Bego, por estar ahí.

    ResponderEliminar
  5. Vivaldi siempre es un bálsamo y un preludio inmejorable para este tiempo invernal que invita al recogimiento(?) y al estudio(!). ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Biblos!! ¡Cuánto celebro que te guste Vivaldi y cuánto celebro que escribas! Es cierto que el frío del invierno acobarda(?)un poco, pero intuyo que el vitalismo es una característica esencial de muchos de nosotros, así que ¡a salir y a disfrutar de estas merecidíííísimas vacaciones! Feliz Navidad para ti también, de corazón.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que envidio a los músicos porque cuando trabajan, lo hacen con música. El pintor huele a aguarrás, el escultor oye el pum, pum del cincel, pero el músico lo que oye es: música. Feliz Navidad, con música

    ResponderEliminar
  8. Parece mas bonito de lo que en realidad es; te equivocas constantemente, desafinas y suenas mal, te malhumoras...; también tiene sus inconvenientes como puedes imaginar. Y, por otra parte, los dibujos, los cuadros o las esculturas permanecen en el tiempo y no hay que "hacerlos" cada vez que se quieren ver...no sé Enrique. En cualquier caso, sí que es maravillosa la música ¿verdad? Muchas gracias de corazón y Felíz Navidad también.

    ResponderEliminar
  9. El concierto del invierno es espectacular,
    pero, yo prefiero el concierto de la primavera.

    ResponderEliminar