martes, 14 de septiembre de 2010

LA TONALIDAD

¿Qué es la tonalidad?
Vamos a intentar dar respuesta hoy a esta pregunta que muchos alumnos y aficionados a la música también se hacen. Preparáos porque va a ser largo. Comencemos.

Para poder comprender el concepto de tonalidad hay que saber, en primer lugar, qué es una escala.

Una escala es una sucesión de sonidos en orden generalmente correlativo, ascendente o descendente. La escala natural - la que todos conocéis - es el fundamento del sistema musical, es la escala de Do mayor y está formada por siete notas, tambien llamadas grados. La tonalidad se basa en estos siete grados.

Cada grado de la escala cumple una función concreta y recibe un nombre diferente; el primer grado (do en este caso) se llama tónica; es el más importante porque sirve de base a la escala, rige el funcionamiento de todos los demás y determina la tonalidad.

A todo esto hay que añadir que existen dos modalidades en las escalas: el modo mayor y el modo menor. Si hay escalas mayores y menores también hay tonalidades mayores y menores.

Cada modo se construye de una manera diferente:
Entre cada una de las notas de la escala mayor existe un tono de "distancia sonora", excepto entre la 3ª y la 4ª (mi - fa) y la 7ª y la 8ª (si - do); en estos dos casos el intervalo que hay es de un semitono (el semitono es el intervalo más pequeño que se utiliza y, como ya sabéis, es la mitad de un tono). Esto se aprecia muy bien si observáis el teclado de un piano: entre el mi y el fa no hay tecla negra y lo mismo ocurre entre si y do. Vedlo escrito en la imagen.


La distribución de los tonos y semitonos en las escalas mayores queda así: T-T-S-T-T-T-S.
En las escalas menores esta distribución es distinta: T-S-T-T-S-T-T.

Conociendo la disposición de tonos y semitonos, podemos construir una escala mayor - o menor - a partir de cualquier nota, ya sea esta natural o alterada; esa nota que elegiremos será la nueva tónica, la primera y fundamental de la escala.

Veamos porqué este dato - la colocación de los tonos y de los semitonos en las escalas - es esencial para entender la tonalidad: construyamos una escala mayor partiendo de la nota re, por ejemplo. Ahora re tendrá que ser el primer grado. Escuchad atentamente:


No suena bien ¿verdad?
Es porque no tenemos bien colocados los tonos y los semitonos (si os fijáis, los semitonos están entre la 2ª y 3ª notas (mi-fa) y entre la 6ª y la 7ª (si-do) y no es ahí donde tendrían que estar); para ponerlos en su sitio tendremos que utilizar alteraciones: sostenidos o bemoles que aumentan o acortan la distancia entre las notas. Al "subir" o "bajar" un sonido, lo acercamos o alejamos del que le sigue o del que lo antecede.
(Os recuerdo que el sostenido "sube" un semitono y el bemol lo "baja", de manera que la altura de la nota que lo lleva, aumenta o disminuye medio tono. El becuadro anula el efecto de los anteriores.)

Escuchad ahora:


Hemos construido la escala de Re Mayor. Con estos siete sonidos ya podemos componer una obra en Re mayor, pero para ello tendremos que alterar siempre dos notas, el fa y el do.
Para no tener que preocuparse constantemente de ir poniendo sostenidos a cada fa y cada do de la obra (sería interminable y penoso) lo que se hace es colocarlos al inicio de cada pentagrama junto a la clave (esto se llama armadura de clave). Así, con solo mirar la armadura de clave se puede saber en qué tonalidad (o tono) está escrita una obra. Vedlo aquí:


El compositor elige la tonalidad en la que va a componer su obra en función de diversos criterios: las voces o los instrumentos que vayan a intervenir, el carácter de la obra, el gusto personal...

Se que no es nada fácil entender todo esto, sin embargo espero haberos dado una idea, aproximada al menos, de lo que significa la expresión Sinfonía en la mayor o sonata en fa sostenido menor. Quizás, despues de esto podáis comprender mejor la definición clásica de la tonalidad que hay en los libros y que yo he preferido omitir. Tambien espero que no os haya parecido un petardo esta primera clase de un curso que, además, nos ha traido de nuevo la lluvia......en Si bemol mayor, por cierto.
(Videoclip aquí)

Qué bien sienta después de tanta aridez ¿verdad?

(Si tenéis alguna duda, aquí estamos para intentar resolverlas)

11 comentarios:

  1. Querida profe: te aseguro que he leído muy atentamente tu entrada sobre la tonalidad, y he refrescado los escasos por no decir inexistentes conocimientos que tengo de solfeo. A mí me ha resultado muy amena y clarita. Y de remate... Supertramp, uno de mis grupos favoritos. ¡Qué lujo!

    ResponderEliminar
  2. LolaMU:
    Este fue uno de esos discos que fui corriendo a comprar cuando fue publicado y esta canción, a pesar del videoclip, siempre me transmitió mucho optimismo. Ahora ya no corro por Supertramp, pero me recuerdan los años de juventud, y eso siempre gusta.
    La clase sobre la tonalidad no tiene nada de aburrida y sí mucho de interesante y de curiosa. Y seguro que nos ayudará acomprender mejor muchas cosas.
    Un saludo y buen inicio de curso.

    ResponderEliminar
  3. Pues encantada de refrescarte Carlota;la teoría de la música es algo que suele gustar poco, pero ¿verdad que es interesante? También coincidimos en lo de Supertramp como verás. ¡Cuánta afinidad, compañera!


    Enrique: es un disco precioso (como los anteriores); Supertramp siempre me ha infundido una especie de optimismo, no sé si serán sus tonalidades, sus sonoridades u otras "dades". Me alegro de que os haya resultado interesante.
    Saludos y gracias por tus buenos deseos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué difícil es esto, maestra Mu!

    ResponderEliminar
  5. Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria, mi pequeño saltamontes...
    (O al menos eso creo que decía Cicerón)
    Besos musicales, Biblos.

    ResponderEliminar
  6. Reconozco que no tengo ni idea de solfeo. Va a ser una buena oportunidad.
    Me apunto a su clase, maestra!!.
    Mil gracias

    ResponderEliminar
  7. Pues nada Bego, ¡no hay ni que matricularse, ja, ja! ¡Con lo que a mi me gustan los saltamontes!
    ¡Qué maravilla tener un alumnado tan selecto y aplicado!
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  8. yo soy sorda y muda para la música, pero siento esa carencia tanto que me esfuerzo... y no aprendo. pero admiro muchísimo que regales tus conocimientos

    ResponderEliminar
  9. Querida y estimada Lola, yo tuve la gran suerte de recibir clases extra académicas con un tio que es profesor de harmonía en el conservatorio de Trujillo- Perú, y quien me enseñó un método muy práctico para aprender escalas con el ciclo de quintas, FA DO SOL RE LA MI SI, y al revés para fa y para los bemoles. Esto lo he escrito hace algún tiempo en mi bitácora, bajo el título "como aprender escalas" (solo haz clic en los siguientes links) PARTE 1 , PARTE 2 , PARTE 3

    ResponderEliminar
  10. Afortunadamente, Maruja, no hace falta conocer sus entresijos para disfrutar de la musica (que es de lo que se trata a fin de cuentas ¿no?)
    De admiraciones... mejor no hablemos , je, je.
    Un saludo cariñoso y hasta pronto.

    PD: Bienvenida ¡Me ha encantado tu visita!

    ResponderEliminar
  11. Tony: he leído con muchísimo interés los links y he de decirte que me han parecido estupendos: muy bien estructurados y muy pedagógicos. Te agradezco que me los hayas enlazado, la verdad es que apenas si tengo tiempo para leer los blogs con toda la atención que requieren y se me pasan muchos de los posts. Tomo nota para el futuro.
    (Yo también las aprendí con el ciclo de quintas, era el truquito mágico, je, je)
    Muchas gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar