miércoles, 20 de enero de 2010

IMPRESIONISMOS




En 1867 una pintura titulada Impresión sol naciente, de Claude Monet, fue rechazada en el Salon de París: había nacido el Impresionismo. Este término se aplicaría despectivamente a las obras de Monet y de otros pintores, que rebelándose contra el academicismo y el romanticismo establecidos, intentaban plasmar las impresiones que tenían de la realidad. Para ello sacrificaron la linea y el dibujo en favor de una pincelada suelta que mezclaba los colores directamente en el lienzo; luz y color serían protagonistas y artífices de la nueva pintura.

Aunque salvando las distancias, el simbolismo de poetas como Baudelaire o Verlaine, supuso otra rebelión similar en el ámbito literario.

Tanta reacción frente a lo establecido no podía dejar impasibles a los músicos.
El iniciador de lo que se llamó Impresionismo musical -muy a su pesar-, fue el compositor francés al que ya nos hemos referido en alguna ocasión, Claude Debussy.
Para Debussy, como para Monet y Verlaine, el arte era una experiencia sensorial antes que intelectual, así, el Impresionismo musical se caracterizó por el deseo de recrear atmósferas y ambientes, por la primacía del acorde y las armonías sobre la linea melódica, por la utilización de escalas medievales y exóticas y por la revolución sonora del color musical, es decir, del uso de los instrumentos.
Como en la pintura, la naturaleza será para los músicos uno de sus temas favoritos : el agua, la luz, las nubes o los árboles están presentes en multitud de títulos, tanto de Debussy como de su principal colega y sucesor, Maurice Ravel. También como en la pintura, el Impresionismo musical marcará un antes y un después y abrirá la puerta a los grandes cambios posteriores.

La exposición sobre el impresionismo que la fundación Mapfre presenta en Madrid hasta el mes de abril, me parece la excusa perfecta para mostraros este precioso paralelismo entre las artes, y de paso, animaros a todos a visitarla. En febrero tendremos ocasión de "vernos" en el Museo Thyssen con motivo de otra: Monet y la abstracción.

Arriba algunas obras de la pintora -impresionista claro- Berthe Morisot acompañadas por el fascinante piano de Debussy y su preludio La Catedral sumergida.

Abajo, el famosísimo Preludio para la siesta de un fauno.

Ya me contaréis vuestras..... "impresiones".




10 comentarios:

  1. LolaMu: Tus entradas siempre son muy interesantes, unas veces por lo curioso y otras porque son cosas tan bonitas como las que has publicado hoy. Y de la mezcla Debussy/ Nureyev, el resultado no puede ser malo. Tengo que confesar mi debilidad por lo clásico que a pesar de todo no deja de sorprenderme. Y es lo que hemos dicho tantas veces: cuestión de sensibilidad.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Enrique. Yo tendría once o doce años la primera vez que, por casualidad, ví y escuché el "Preludio a la siesta de un fauno" en la televisión; por supuesto que no recuerdo al bailarín ni nada de eso, pero sí recuerdo que me "hipnotizó"; todavía hoy me produce esa sensación. Será eso...¡cuestión de sensibilidad!:D
    Perdón; a veces me "enrollo":)

    ResponderEliminar
  3. Y si Debussy fue uno de los que iniciaron el "impresionismo musical", Nijinsky fue el primer bailarin ruso que interpreto este maravilloso ballet, por cierto creo que fue también una de sus primeras coreografias, y rompió los canones de lo que hasta entonces se definía como "ballet clásico", al principio fue un gran incomprendido, concretamente esa creación tuvo muchas críticas incluso del propio Debussy, pero "la voilá", ha permanecido en el tiempo.

    Es una maravilla ver a Nureyev, que control corporal, aunque parece que no se mueve "cuanto dice" su cuerpo. Como me gusta.

    Y hablando de Ravel y enlazandolo con el ballet tuve la oportunidad de ver hace muchos años la coreografía de Béjart y el Bolero de Ravel. Impresionante, "in crescendo". No os podeis imaginar ver a todos los bailarines subidos en aquella mesa redonda.

    Quiero ir a ver la exposición de Mapre, para los que no tengais tiempo, en la web de Mapfre se puede acceder a una visita virtual, que no es lo mismo pero algo es algo. Hoy leía una noticia en el periodico,habían hecho un calculo de la edad media de los visitantes a la exposición y era superior a 30 años ¿no van jóvenes? se preguntaba el articulista.

    Por cierto Lola el día 30, creo que voy a ver el espectaculo del Circo Price, "Lucha Libre", entre artistas claro!!! voy a ver la velada de Ara Malikian, ya te contaré porque no se con quien "lucha", combate de creadores, creo que puede ser una producción interesante.

    ResponderEliminar
  4. Como dice Vicente Pastor, qué entrada más bonita: son muy interesantes estos movimientos artísticos del fin de siglo. ¿Ya has visto la exposición? Hay colas kilométricas :( Ah, "El preludio a la siesta de un fauno" me encanta, aunque yo lo conocí bastante más mayorcita...)

    ResponderEliminar
  5. Ya lo creo que lo son, Carlota. Sobre la exposición te diré que he fracasado en la primera intentona; lo mejor es ir a la hora de comer, o a primera, claro. Ya te contaré.
    Un beso.

    PD. Me has "pillado" con Vicente Pastor; tendré que investigar. :)

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que el mundo de la danza es fascinante, Bego; me encantan tus aportaciones.
    Ya veo, ya, cómo "nos gusta" Malikian ¿eh? je, je.:D
    Esperamos que nos lo cuentes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Carlota es una chica muy maja y simpática, tendríais que conocerla. Vicente Pastor es este señor con cara seria que andaba por las plazas del mundo a principios del s. XX, era de Embajadores y también le llamaban "El Chico de la Blusa". Otro día os contaré más sobre este torero

    ResponderEliminar
  8. ¡Gracias por socorrerme Enrique! :D
    ¡A esta Carlota le voy a cortar la oreja! ¡jua, jua!
    Pero...ya que habéis sacado el tema...pensaré en él y....

    Continuará....

    ResponderEliminar
  9. Lolamu,me ha gustado mucho esta entrada,sobre todo el ballet.Es impresionante,como bien dice
    el título.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, Anónimo, por la visita y por el comentario. Espero que vuelvas por aquí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar